miércoles, 4 de junio de 2008

La Tatacoa: Conoce Marte sin salir de Colombia

A unos 30 kilómetros de la ciudad de Neiva, capital del departamento del Huila, se encuentra el desierto de la "Tatacoa", recibe su nombre debido a las serpientes cascabel que habitan en este "inhóspito" lugar. En mi visita no vi ninguna, pero que las hay, las hay.

La Tatacoa es un bosque seco, lleno de cáctus y montículos de tierra erosionada de color naranja intenso. Un ambiente similar al que podemos observar en las fotografías que la NASA publica del planeta Marte.

En la Tatacoa hay que sentarse a escuchar el viento, sentir la soledad, disfrutar del calor, y porque no, tomarse una fotografía.


Cómo llegar
Sólo se necesitan 30 minutos para llegar de Neiva al pueblo de Villavieja, donde el sol pega mucho más duro que en cualquier otra parte. Aquí se ofrecen servicios de guía al desierto que tienen una tarifa promedio de $40.000 pesos (US$18). Sin embargo, no es necesario pagar para poder observar la majestuosidad de este lugar.

Son casi 6 kilómetros los que separan Villavieja del observatorio astronómico, punto de entrada al desierto. Desde un mirador, aquellos menos osados, pueden sentarse a ver pasar el tiempo; los aventureros pueden adentrarse más allá, donde la tierra cambia de color.

----------------------------------------
Villavieja, punto de partida para la aventura

Carretera que conduce al desierto.

¿Hacia donde ir?

Su majestad el cáctus.

Tierras marcianas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada