lunes, 29 de septiembre de 2008

Viva su fé y converse con el señor de los Milagros

Según la leyenda en el año de 1580 vivió un anciana que para sobrevivir se dedicaba al oficio de lavar ropa en el río. Como era muy creyente parte de lo que gabana lo ahorraba para comprarse un crucifijo; cuando alcanzó la cantidad requerida fue directo donde el cura para realizar la compra, pero en el camino se encontró con un hombre al que llevaban a la carcel por una deuda. Éste era padre de familia y lloraba en cantidad al saber que desde la prisión no podría ayudar a sus hijos. La anciana se compadeció con esta historia y con el dinero ahorrado pagó la deuda.

Un día mientras lavaba como de costumbre, la corriente le trajo un pequeño crucifijo, muy contenta de su hallazgo le hizo un pequeño altar. Noche tras noche el crucifijo empezó a crecer hasta alcanzar su tamaño actual. La señora llamó a las personas más importantes del caserío para que sirvieran como testigos de este hecho. Al ser la anciana tan pobre, la gente le creyó su historia, pues sería imposible para alguien de su condición tener el dinero para comprar una reliquia de ese tamaño. Desde entonces, el cristo se convirtió en objeto de admiración por los feligreses.

Al pasar de los años un prelado de Popayán ordenó quemar el cristo, pues no le gustaba el movimiento que se estaba creando entorno a la imagen; cuando se le prendió fuego, la reliquia empezó a sudar y en vez de destruirse se puso más hermosa. Esto se tomó como un milagro. Con los años el lugar del ranchito de la anciana se convirtió en lugar de peregrinación de los devotos.



La Basílica del señor de los Milagros

La Basílica del señor de los Milagros se encuentra ubicada en la ciudad de Buga, en el centro del Valle del Cauca. La promoción de la construcción del templo inicia desde el año 1875, fecha en la que se empezó a recolectar dinero para la obra, la consagración tuvo lugar el 2 de agosto de 1907. Desde esa fecha este sitio ha sido visitado por miles de feligreses que como prueba de fé acuden a dar gracias al señor por los favores recibidos.

Al ingresar a la Basílica se respira un aire sacro. A lado y lado de la iglesia se pueden observar diferentes imágenes alegóricas a la historia de Cristo. Caminando por la zona izquierda se encuentra el acceso al camarín, lo anteceden unas pocas escaleras que lo separan del sitio de reposo de la figura. Una vez allí una boveda llena de adornos de madera alberga al Señor de los Milagros, quien se encuentra protegido por un cristal. En este espacio es común encontrar a muchas personas tocando el soporte de la imagen para bendecir sus reliquias religiosas o simplemente conversando con Dios.

Tenga en cuenta:

- El viaje de Cali a Buga dura aproximadamente 50 minutos.
- Si va como turista recuerde que este es un sitio sagrado por lo que se debe guardar silencio.
- LLeve ropa cómoda.
- La Basílica se encuentra abierta al público todos los días.
- Cuando salga de la Basílica disfrute de un delicioso jugo en cualquiera de las tiendas que rodean la plaza.



La Basílica es uno de los templos católicos más visitados en Colombia.


Prepárese para una cita con su fé.


El señor de los milagros


En los alrededores del templo abundan diversos almacenes en los que se ofrecen reliquias religiosas



Las calles del centro de Buga ofrecen una arquitectura colonial


Video: Panorámica de la plaza de la Basílica de Buga

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada